Aficionados del ron de todo el mundo

  1. Felicitaciones a nuestro amigo Eloy García por el dieciochoavo aniversario de su museo del ron en Jerez de la Frontera.
    El 21 de marzo de 2019 nuestro amigo Eloy de Jerez de la Frontera (Andalucia) celebró el dieciochoavo aniversario de su museo del ron y bar de cócteles "Cubaname".
    Lo felicitamos de todo corazón por este acontecimiento.

    El museo de Eloy" alberga alrededor de 700 tipos  diferentes de rones de los cinco continentes. Ha ganado  numerosos premios en competiciones nacionales e internacionales como "mixólogo". Ha creado mas de 200 nuevos cócteles.

    Eloy mezcla no solo los cócteles de ron y todos los otros clásicos sino también y especialmente los cócteles con licores de su región (brandy y ginebra ibérica) y cócteles de jerez.
    Si visita la zona de Jerez  en Andalucia,  le recomendamos visitar también el museo y bar de cócteles "Cubaname".

    Aquí puede ver el video clip del dieciochoavo aniversario .

  2. ¡Qué  alegría, que agradable sorpresa ! El 26.08.2019 recibí un correo electrónico del propietario de un museo de licores en Colombia, el Sr. Jorge Alberto Alzate Arango, quien anunció que quería obsequiarme algunas  botellas de ron colombiano para mi museo del ron. Quería ponerse de acuerdo  conmigo para organizar el envio de las botellas a Alemania. Me envió fotos de las botellas y afirmó que estaba seguro, que yo no las tenía. Debo decir que mi museo esta bastante completo y ponerse a la tarea de mirar que no esta incluido no es nada fácil.

    Las tres botellas que quiere  donar a mi museo del ron nunca se distribuyeron en Colombia y, por lo tanto, son una rareza especial y efectivamente no estan en mi colección:

    - Santero, 9 años
    - Santero, 15 años
    - Oro colombiano, 6 años

    Inmediatamente lo llamé para hablar con él sobre nuestros museos.  Me gustaría presentarlo  alguna vez a él y su museo de espíritus en mi página. ¡Su museo contiene más de 4,200 botellas! Quizás me podría  enviar un artículo con fotos, que publicaría  más tarde.

    Para mí está claro que visitaré a Jorge Alberto en mi próximo viaje a Colombia para llevarle  una botella de "Don Geraldo", que con certeza  no tiene, o un brandy de fruta alemán.